13.2.13

Fabada con judiones

Todo hay que decirlo, este plato es perfecto para las épocas de mucho frío, pero no debemos abusar de él, porque contiene muchas calorías. Más o menos yo suelo comerlo 2 o 3 veces durante el invierno y poco más. Hombre, luego está la segunda opción, que es hacerlas más light, sin añadir tocino, ni morcilla ni chorizo, pero yo creo que no es lo mismo.
Por cierto, un consejo, que seguro os beneficia a muchos, hazlas de un día para otro, porque están muchísimo más ricas, el sabor es más intenso y el caldito queda en su punto justo.
Fabada con judionesFabada con judiones
Mira como se hacen y seguro que si las pruebas te van a encantar.

INGREDIENTES: para 4 personas

  •  1/2 kg de judiones asturianos
  • 1 cebolla
  • 2 chorizos 
  • 2 morcillas asturianas
  • 1 trocito (no muy grande) de tocino ibérico
  • 250 gr de lacón (compra un taco para después partirlo)
  • 1 pastilla de caldo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pimentón dulce "de la vera"
  • agua
PREPARACIÓN:

  1. Lo primero que hay que hacer, es poner la noche de antes en remojo los judiones con bastante cantidad de agua. Ten en cuenta que como van a crecer mucho es mejor pasarse con el agua que quedarse corto.
  2. A la mañana siguiente, escurrimos y tiramos el agua donde estaban los judiones y las lavamos bien bajo el grifo de agua fría. Las ponemos en la olla express con agua (tiene que cubrir las judias más o menos 2 dedos) y le añadimos la cebolla picada (en crudo, sin estar frita), la pastilla de caldo, las hojas de laurel, el tocino en tacos grandes y el lacón en tacos más pequeños y las cocemos 15 minutos.
  3. Mientras en un cazo a parte, ponemos los chorizos y las morcillas pinchadas un poco con la punta de un cuchillo a cocer con agua para que suelten el exceso de grasa hasta que estén blandos. Lo más seguro es que se ponga blando antes el chorizo que la morcilla, no pasa nada, porque justo necesitamos antes el chorizo que la morcilla.
  4. Una vez estén cocidos los judiones, trasladamos todo el contenido de la olla a una rustidera plana grande a ser posible  (si no, nos vale una cacerola), y le agregamos el chorizo en rodajas y la cucharada de pimentón. Cocemos a fuego lento 1 hora más. Si vemos que necesitan más caldo porque se van quedando demasiado espesas, le agregamos agua caliente para no romper la cocción.
  5. Cuando le queden más o menos 10 minutos de cocción, vamos, que nosotros comprobemos que les queda ya muy poco para que estén listas, le agregamos las morcillas cortadas en trozos y al cabo de poco, ya están listas para comer!. (pero es mejor si las haces un día para comértelas al día siguiente)

8 comentarios:

  1. Ay Marta! con lo que le gusta a mi novio una fabada...si es en lo primero que piensa cuando hacermos alguna escapada a Asturias! Me guardo tu receta que no parece complicada a ver si me animo y se la preparo!
    Un beso
    Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que le gusten tanto, es que es un plato delicioso!!
      Pues son más fáciles de hacer de lo que parece, así que anímate y así le das una sorpresa!!
      Un besito y gracias!!

      Eliminar
  2. Ummm que pinta tiene la fabada!!!
    Te ha quedado riquisima!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaban estupendas, no quedaron ni las raspas!! Muchas gracias y un beso!!

      Eliminar
  3. me chiflan los platos de cuchara¡¡¡¡muy buena receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan, y este es especialmente rico!!
      Un besito.

      Eliminar
  4. Pásate por mi blog cuando quieras y recoge un premio el que más te guste, te dejo el enlace para que lo recojas cuando quieras.
    http://cocina-trini.blogspot.com/2011/05/premios.html

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus palabras, me hace mucha ilusión leeros.