21.10.13

Magdalenas con copete

Estas si que puedo decir que son unas auténticas magdalenas con copete, de las de siempre, de toda la vida. Y es que están hechas por mi abuela. Creo que hay algunas recetas, que solo las abuelas son capaces de hacer perfectas y más ricas que cualquiera. Pero además tanto dulce como saladas. Son increíbles.


Y lo peor de todo, es que por más que las intento hacer, no hay manera de que me salgan ni medio parecidas. Y sigo todos sus consejos y trucos, pero es que la mano de una abuela, es imposible de imitar.

Aún así, para las que se os den mejor, os enseño la que ella hace, que por cierto, tienen esa tonalidad más fuerte, porque usa huevos de gallina que le regala su vecina.

INGREDIENTES:

  • 250 ml de aceite suave (girasol, o puedes probar con margarina)
  • 250 gr de azúcar
  • 250 gr de harina normal
  • 4 huevos (3 de talla L)
  • 1/2 sobre de levadura química
  • ralladura de limón o naranja
  • el zumo de 1 limón o de 1/2 naranja si es de zumo, si no entera
  • 3 cucharadas soperas de leche entera
  • 50 ml de coñac (puedes cambiarlo por otro que te guste)
PREPARACIÓN:

  1. Para conseguir esas magdalenas impresionantes hay varios pasos fundamentales. Entre ellos este primero, batir los huevos y el azúcar hasta conseguir que doble su volumen, más o menos 10 o 15 minutos a velocidad máxima. Sin este paso, no suben.
  2. Una vez ha doblado la masa, agregamos el aceite poco a poco y con mucho cariño, a velocidad mínima. Después riega la mezcla con la leche, el coñac y el zumo de limón o naranja, y vuelve a dar vueltas con mimo.
  3. Por último, juntamos la harina con la levadura y las tamizamos en un recipiente. Ves agregándola a cucharadas y despacio. Para hacer las magdalenas no hay que tener prisa. Cuando tenemos ya lista la masa, la metemos a la nevera. Este es otro paso fundamental. Mi abuela dice que con 2 horas es suficiente, pero pueden estar toda la noche y a la mañana siguiente las horneas.
  4. El último paso que hará que tenga copete es, la temperatura del horno. Debes encender el horno entre 220ºC y 250ºC, según cada horno, para que esté muy caliente cuando las introduzcas. Después baja el horno a 200ºC de 15 a 20 minutos. Puedes añadirle si quieres justo antes de meterlas una pizca de azúcar, pero a mi me gustan más sin nada. Ya las puedes disfrutar!.
Como ves en realidad no son difíciles de hacer, pero precisan de mucho mimo para que salgan perfectas. Sobre todo yo creo que lo más importante es el horno. Para que salgan con ese copete es necesario que conozcas tu horno bien, porque hay hornos que a 250ºC significa achicharrar todo lo que metes, y en cambio hay otros que 220ºC no es lo suficientemente caliente para introducir las magdalenas. Es un mundo cada horno. Ves probando hasta que le pilles el truco.
Y por cierto, la receta es para unas 12 magdalenas, pero solo he podido fotografiar 2 porque cuando me quise dar cuenta habían desaparecido!!.
Nos volvemos a ver mañana con una nueva receta, y si quieres ahorrar agua y bajar la factura, sigue los consejos de mi otro blog.
Un beso a todos y gracias!!



16 comentarios:

  1. Qué monas! A mi siempre me salen planas! xD

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. Que pinta tan estupenda!!! Seguro que están buenísimas...

    ResponderEliminar
  3. Vaya mano tiene tu abuela!! han quedado preciosas!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, nada como el toque de las abuelas. A mí también se me resiste el copete y me pillo cada cabreo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ole que pedazo de magdalenas y precioso copete para darle un buen mordisco bsss

    ResponderEliminar
  6. Pedazo copete Marta! Y qué esponjosidad!! Te queda alguna para mi desayuno de mañana? ;-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pedazo de magdalenas! Las de toda la vida... y mucho más ricas que las versiones desvaídas que circulan por los blogs, actualizadas pero menos sabrosas...

    ResponderEliminar
  8. Que buenas tienen que estar, a ver si con un poco de suerte me salen a mi igual.

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta! Y vaya copete! Enhorabuena a tu abuela.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Hola Marta!!.. Jolín, por fuera ya tienen buena pinta con su copete y su cansú.. pero el corte es espectacular.. Aunque todavía no tengo "mano de abuela" (que todo les sale buenísimo) me apunto la receta para hacerlas prontito.
    Un beso enorrme!!

    ResponderEliminar
  11. He tenido el atrevimiento de emular a tu abuela, no me han quedado tan bonitas pero yo lo he intentado, y están ricas riquísimas:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es/2014/01/magdalenas-de-naranja-con-copete.html

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh!! Pero te han quedado geniales, mucho mejor que a mi!! Seguro que estaban de infarto. Un besito y muchas gracias por tu comentario, me alegra que te hayan gustado!!

      Eliminar
  12. Que tamaño de molde usas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, yo primero coloco una bandeja para magdalenas, y dentro un papel para magdalenas de unos 11 cm, según pone en la caja. Espero haberte ayudado.
      Un saludo y gracias!

      Eliminar
  13. Hola, Marta!! Buscando he visto tu receta con esa pinta tan fantástica y va a caer para el finde. Pero con el horno siempre tengo la misma duda: calor arriba y abajo, solo abajo, con ventilador....?
    Un saludo y gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como te gustan! En cuanto a tema horno, yo con el mío primero lo pongo el calor arriba y abajo y si veo que se hacen demasiado, solo calor abajo y voy jugando con eso durante toda la cocción. También tengo opción de poner ventilador, pero he comprobado que en mi horno tardan mucho más en hacerse las cosas. En definitiva, si no tienes un horno de la segunda guerra mundial como el mío, con calor arriba y abajo quedarán estupendas.
      Espero que te queden chulas! Un saludo y gracias.

      Eliminar

Muchas gracias por tus palabras, me hace mucha ilusión leeros.