8.11.12

Carne o dulce de membrillo

Hace una semana, estuve en la parcela de mis suegros ayudando un poco, y entonces vi que los membrillo ya estaban listo para cogerlos. Me dediqué a ir seleccionando los que estaban con un color más amarillo y digamos que como recompensa, me llevé algunos a casa. He de admitiros que esta era la primera vez que preparaba el membrillo, mi suegra me dijo más o menos como hacerlo pero el miedo que tenía era que no cuajara, que se quedase tipo mermelada (que tampoco me hubiera importado mucho, porque si el sabor es bueno y se puede comer, para mi es un logro igual) así que decidí hacer poca cantidad. Digamos que tenía en mi poder unos 8 o 10 membrillos, y que cada uno debía rondar el medio kilo, pues pensé que la mejor opción era hacer primero 4, y si me salía bien pues ya haría otro día el resto, porque desperdiciar (en caso de no conseguir el éxito) de golpe tanto membrillo es una pena. El caso, es que conseguí que fuera comestible, justo con la consistencia que yo quería y el sabor delicioso.
Membrillo
Membrillos



INGREDIENTES:

  • 4 membrillos (entre 1,5 y 2 kilos)
  • la misma cantidad de azúcar que de membrillo cocido (sin piel ni pipas)
  • zumo de limón
PREPARACIÓN:

  1. Lava bien bajo el grifo los membrillos para quitarles la pelusa que tienen y llena una olla grande de agua. Ponla a fuego medio con los membrillos dentro y cuece los hasta que estén tiernos (lo compruebas más o menos al cabo de 20 minutos de cocción con la ayuda de un palillo, debe introducirse muy fácilmente). 
  2. Una vez estén bien cocidos, les quitamos la piel y las pepitas. Lo cortamos en trozos y lo pasamos por un pasapures o con una batidora hasta que sea una masa. Ahora tienes que pesar esa carne de membrillo, porque su peso será la cantidad de azúcar que debemos añadir.
  3. En una cacerola honda, agrega la carne del membrillo, la misma cantidad de azúcar y el zumos de medio limón. Tienes que dejar que cueza todo a fuego lento, primero para que no se queme y segundo para conseguir que vaya espesando. Más o menos debemos tener la cacerola al fuego entre 1 hora y media y 3 horas. Todo depende de la cantidad de membrillo, y de la fuerza del fuego.
  4. Como sabemos que el membrillo está listo, pues cuando sea tan espeso, que la cuchara se mantenga en el medio sin ser sujetada, o cuando apartemos el membrillo hacia un lado y no se mueva rápido. Ten en cuenta que tampoco debe estar excesivamente cocido porque pierde mucho sabor.
  5. Y ya para terminar, cuando tenga esa consistencia espesa lo colocamos en un molde de silicona o de aluminio y dejamos que se temple un rato, después lo metemos en la nevera, y cuando toquemos y esté duro, lo desmoldamos. Si ves que pasadas muchas horas (más de 24) no se hace espeso, es que te ha quedado en forma de mermelada.
Carne de membrillo

Membrillos


Y para concluir esta rica receta 2 ultimas apreciaciones: yo los cuezo enteros para que no me cueste tanto pelarlos luego, además dicen que así no se pierde tanto sabor. Y Si al final de todo no has conseguido que se ponga dura la carne de membrillo, no significa que hayas hecho algo mal, simplemente que la fruta no tiene tanta cantidad de pectina que otras, aunque es muy importante saber en que punto se debe parar la cocción.
Imagen: mundorecetas

3 comentarios:

  1. buenisimo me encanta con queso¡¡¡¡besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, es como más me gusta a mi!! Está buenísimo!

      Eliminar
  2. No lo habia probado nunca,pero al verlo tan apetitoso lo he probado y esta buenisimo gracias por la receta.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus palabras, me hace mucha ilusión leeros.